Miles de personas, en su mayoría familias, asistieron a la reapertura de Tecnópolis y, aún con lluvia, pudieron disfrutar de todas las actividades que ofrece en su décima edición la megamuestra ubicada en la localidad bonaerense de Villa Martelli, lindera a la Capital Federal.

Tecnópolis, que reúne exposiciones gratuitas de ciencia, tecnología y cultura permanecerá abierta al público hasta 12 de diciembre, los viernes, sábados, domingos y feriados de 12 a 20 y con reserva previa.

Durante el acto formal de inauguración, el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manzur, aseguró que “en plena crisis y plena pandemia vamos a cuadriplicar las inversiones en ciencia y tecnología” y dijo que “estamos transitando quizás la última etapa de esta tragedia que nos tocó vivir, la pandemia”.

Acróbatas, zanquistas y malabaristas recibieron pasadas las 11 a las primeras familias que ingresaron por el Polo Industria y Ciencia Nacional, donde estuvo ubicado el avión de Aerolíneas Argentinas, que fue una las atracciones más visitadas y el dinosaurio gigante de cuello largo que con el movimiento de su cola impactó a los nuevos visitantes, sobre todo los más chicos que llevaban su cabeza hacia atrás para poder tener total dimensión del ejemplar.

También, cerca del arco de ingreso, se ubicó la réplica del dibujo del canal Paka Paka del libertador José de San Martín, empuñando su sable, que fue la figura de fondo del acto inaugural.

El ingreso del público fue controlado por personal de Tecnópolis, que contabilizó a las personas para no superar el límite máximo de 30 mil. A cada uno de los visitantes se le aplicó alcohol en sus las manos, en el contexto del protocolo instrumentado por la pandemia.

Personal de control de Tecnópolis consultado por Télam reveló que unas 47 mil personas habían reservado su entrada para visitar hoy el lugar, aunque solo se permitió el ingreso de 30 mil visitantes para cumplir con los protocolos sanitarios.

 

Leer nota completa

En otros medios