El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha emitido un informe favorable a la primera instalación de protonterapia en España.

La protonterapia, según recuerda el CSN en su nota de prensa, es una técnica avanzada de la radioterapia que utiliza protones de alta energía. Gran parte de la energía de esos protones se deposita a una profundidad bien determinada, permitiendo aprovechar sus propiedades físicas y radiobiológicas en el tratamiento de determinados tipos de cáncer con mínimo efecto en los tejidos sanos adyacentes.

Esta instalación, ubicada en Madrid, es la primera de las dos previstas en España hasta el momento. Está catalogada como instalación radiactiva de segunda categoría y consta de un sincrociclotrón, equipo que genera y acelera los protones hasta elevadas energías y un sistema de guiado del haz generador de protones de grandes dimensiones que dirige la radiación hacia la zona a tratar.

El CSN ha emitido un informe favorable a su instalación después de haber realizado una evaluación monográfica de los blindajes y especificaciones técnicas de funcionamiento del proyecto. Asimismo, ha tenido en cuenta referencias internacionales y aspectos de protección radiológica de diseño, construcción y operación, así como de normativa aplicable a este tipo de instalaciones.

La alta energía de los protones empleados implica la existencia de campos de radiación neutrónicos muy superiores a los de las instalaciones de radioterapia existentes hasta ahora en España. El informe del CSN estudia el impacto radiológico que supone este nuevo tipo de instalaciones, incluidos los blindajes, la dosimetría, la activación de los materiales de construcción y de los equipos, y la gestión de los equipos y el personal.

El CSN seguirá implicado en la evaluación, verificación e inspección de la instalación durante un año, que es aproximadamente lo que durará su montaje y puesta a punto.