La Agencia de Energía Atómica de Japón (JAEA) recibió el permiso de la Autoridad de Regulación Nuclear (NRA) para realizar cambios en la instalación del reactor prueba de alta temperatura (HTTR) según requisitos de seguridad. Esta es la primera vez que se otorga un permiso de reinicio para un reactor japonés refrigerado por gas.

El HTTR, ubicado en Oarai, Prefectura de Ibaraki, es un pequeño prototipo de reactor refrigerado por gas helio y moderado con grafito de 30 MWt. Alcanzó la primera criticidad en noviembre de 1998. JAEA planea construir un sistema de producción de hidrógeno vinculado al HTTR, que ha estado inactivo desde febrero de 2011, cuando se desconectó para las inspecciones planificadas.

La NRA anunció las regulaciones revisadas en julio de 2013, las cuales deben cumplirse antes de que los reactores puedan recibir permiso para reiniciar. Establecen requisitos para que las instalaciones puedan responder a una variedad de fenómenos naturales, así como establecer nuevas medidas para mitigar los efectos de accidentes severos, como daños en el núcleo del reactor causados ​​por eventos más allá de la base de diseño.

En noviembre de 2014, JAEA solicitó a la NRA inspecciones para verificar si las medidas tomadas en el HTTR cumplían con los nuevos estándares de seguridad.

“La revisión de seguridad realizada por la NRA contra los nuevos requisitos reglamentarios ha confirmado que no se producirán daños al combustible incluso en el caso de un accidente más allá de la base de diseño, como pérdidas múltiples de las funciones de apagado del reactor”, aseguró la JAEA.

Mientras toma medidas para prevenir la propagación del coronavirus, JAEA trabaja para lograr el reinicio temprano del HTTR. El trabajo de actualización aprobado por la NRA incluye la instalación de sistemas contra incendios internos y externos.