El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado la construcción de hasta catorce nuevos reactores nucleares en el marco de una estrategia en el horizonte temporal de 2030 para asegurar la independencia del país en materia energética.

El pasado 10 de febrero, el presidente francés hacía público el relanzamiento de esta fuente de generación eléctrica añadiendo una capacidad total de 25 gigavatios en el país de Europa con más centrales nucleares y el primero en el mundo en cuanto a producción nuclear se refiere.

El país galo, en palabras de Macron, aspira a “la independencia y la libertad” en materia energética y por eso pondrá en marcha la construcción de seis reactores EPR2 y comenzarán los estudios para la construcción de ocho unidades adicionales de este tipo antes de 2050. Para ese año, Francia se ha comprometido a ser neutro en emisiones de carbono, según recoge la agencia de noticias Europa Press.

Macron señalaba que los estudios iniciales comenzarán inmediatamente para que en 2028 arranquen las obras de construcción de las nuevas unidades y que puedan estar operativas en el horizonte 2035.

Asimismo, el presidente francés anunciaba su apuesta por la operación a largo plazo de las centrales nucleares en operación en un país que cuenta con 56 unidades operativas que generan el 70% de la electricidad y un reactor más en construcción.

A todo esto hay que añadir la inversión de 1.000 millones de euros para la construcción de pequeños reactores nucleares, más conocidos como Small Modular Reactors (SMRs) anunciada por el presidente galo el pasado 19 de octubre.

Emmanuel Macron explicaba que se trata de una “estrategia plural” en la que convivirán la nuclear y las energías renovables para reducir la dependencia de suministros exteriores y más contaminantes. Ambas, añadía, proporcionarán a largo plazo energía más barata y librarán a Francia de las “turbulencias” de los mercados.

El pasado 9 de noviembre Emmanuel Macron, en una clara apuesta por la energía nuclear, anunció que Francia iba a construir nuevas centrales nucleares por primera vez en décadas, para garantizar su independencia energética sin contribuir a la aceleración del cambio climático. “Es absolutamente clave continuar con el desarrollo nuclear porque sabemos que seguiremos necesitando esta tecnología” señalaba.

El impulso nuclear francés se une al de otros países que apuestan por esta tecnología. Según datos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de Naciones Unidas, en el mundo hay en la actualidad 439 reactores en operación y 52 unidades más en construcción.

En otros medios