La compañía Electronuclear explicó que el consorcio formado por Ferreira Guedes, Matricial y ADtranz ahora puede seguir adelante con los trabajos para completar la unidad 3 de la central nuclear de Angra en Río de Janeiro.

El consorcio fue elegido en julio pasado luego de una oferta exitosa de BRL 292 millones (USD 56,1 millones) para la licitación.

Después de completar las etapas de apelación, las tres empresas superaron con éxito una evaluación de cumplimiento, antes de que el directorio de Electronuclear, a fines de enero, aprobara la firma del contrato.

Al respecto, Electronuclear anunció: “Con el contrato firmado, el consorcio comenzará a movilizar el sitio de construcción para, pronto, reiniciar la construcción de la planta”.

El llamado plan de aceleración del camino crítico incluye la finalización de la superestructura de hormigón del edificio del reactor Angra 3.

La empresa agregó que, “además, se realizará una parte importante del montaje electromecánico, que incluye el cierre de la esfera de acero de contención y la instalación de la piscina de combustible usado, el puente polar y la grúa semipórtico”.

Por otro lado, se realizará una licitación separada para completar las obras civiles y el montaje electromecánico de la planta.

La construcción de la unidad se detuvo por segunda vez en 2015, pero está completa en un 65%. Electronuclear aseguró en julio pasado que espera comenzar a operar la unidad en noviembre de 2026.