El Instituto de Radioelementos de Bélgica (IRE) produjo su primer lote del radioisótopo médico molibdeno-99 (Mo-99) utilizando un objetivo de uranio levemente enriquecimiento (LEU, por sus siglas en inglés) en lugar de uno de uranio de alto enriquecimiento (HEU, por sus siglas en inglés). El uso de HEU es visto como un riesgo potencial de proliferación nuclear.

El objetivo de uranio levemente enriquecimiento se irradió en el reactor de investigación belga BR2, uno de los tres reactores de investigación en funcionamiento en el centro de investigación nuclear belga (SCK-CEN) en Mol, noreste de Bélgica.

La compañía SCK-CEN es un socio clave de IRE en la producción de radioisótopos. Este Instituto, con sede en Fleurus, informó que el primer lote de Mo-99 se enviará a Estados Unidos. El Mo-99 se usa en hospitales para producir tecnecio-99m, que se usa en más de 40,000 procedimientos en los Estados Unidos por día.

“La conversión a uranio levemente enriquecimiento tendrá un impacto positivo en la seguridad en el sitio, ya que este nuevo flujo de producción se lleva a cabo en instalaciones renovadas que brindan muchas ventajas en términos de seguridad nuclear para nuestros equipos”, aseguró el IRE.

Además, explicó que la conversión de objetivos de HEU a LEU se realizará paso a paso, y podría completarse en 2022. En los próximos meses, una parte dedicada del Mo-99 producido se suministrará al mercado estadounidense. El volumen luego se aumentará para permitir el suministro de Mo-99 basado en uranio levemente enriquecimiento a todas las regiones. Asimismo, la producción de yodo-131 (I-131), un isótopo que se usa para tratar el cáncer de tiroides, también se basará en uranio levemente enriquecimiento.

Por otro lado, el IRE aseguró que, a pesar de la carga adicional inducida por el bloqueo causado por la crisis del COVID-19, sus equipos podrían mantener y completar su planificación para recibir la autorización de la Agencia Federal para el Control Nuclear (FANC).