Nucleoeléctrica Argentina SA (NA-SA) y el Centro de Investigación Nuclear de Bélgica (SCK-CEN) firmaron un memorando de entendimiento para ampliar la cooperación en seguridad nuclear.

El memorando de entendimiento fue firmado en Buenos Aires el 26 de junio pasado por Derrick Gosselin, presidente de la junta de gobernadores de SCK-CEN, Hamid Aït Abderrahim, subdirector general de SCK-CEN, y Rubén Omar Semmoloni, director general de NA-SA. La firma se llevó a cabo en presencia de la Princesa Astrid de Bélgica y una delegación parlamentaria belga que incluía al Ministro de Asuntos Exteriores, Didier Reynders, y al Secretario de Estado de Comercio Exterior, Pieter De Crem. La delegación era parte de una misión económica del gobierno belga a Argentina y Uruguay.

El acuerdo define el marco para la cooperación en cuestiones relacionadas con los programas de inspección para el acero y los componentes internos de los recipientes de presión del reactor; envejecimiento y degradación de materiales; operación a largo plazo de centrales nucleares; gestión de residuos; y entrenamiento y formación de personal.

NA-SA y SCK-CEN ya habían acordado una cooperación en 2002. En 2008, firmaron un acuerdo marco para llevar a cabo servicios de consultoría y servicios para las centrales nucleares Atucha I, Atucha II y Embalse.

Al respecto, Semmoloni señaló: “El trabajo realizado por SCK-CEN en nuestras instalaciones ha sido muy fructífero, ya que nos ha permitido llevar a cabo el Programa de Extensión de Vida Atucha I y tener un Programa de Inspección actualizado en Atucha II que nos permitirá garantizar la operación segura a largo plazo de nuestras plantas”.

Por su parte, Abderrahim añadió: “Estamos satisfechos con este acuerdo de cooperación ampliado entre nuestros países y creemos que la experiencia belga y argentina da margen para maniobrar en proyectos intrigantes en el campo médico y en términos de operación a largo plazo de centrales nucleares argentinas”.